Diluyente para esmalte

5,24 IVA Incluido

Evita el secado de tu esmalte de uñas con unas gotas de diluyente E. Llorca. Una vez añadidas las mismas, agita el frasco para que se mezcle con el esmalte y aportará a éste la fluidez necesaria para su óptima aplicación en tus uñas.

SKU: A-10 Categoría:

Descripción

Cómo recuperar tu laca seca con diluyente para esmalte

Las lacas de uñas secas tienen una segunda oportunidad, a menos que el color ya no te guste, no las tires, usando el producto adecuado puedes recuperar su consistencia fluida y darles una nueva vida.

Sólo ten en cuenta que hay una forma correcta y otra incorrecta de devolver tu esmalte de uñas a la vida. Es habitual añadir acetona o quitaesmalte de uñas a tu antigua laca para diluirla, esta es la forma incorrecta. La acetona es un disolvente orgánico que disuelve la laca. Esto es lo que lo hace tan efectivo para retirar el esmalte. Cuando añades acetona al pintauñas, lo haces más fluido, pero cuando este se seca, sus polímeros no se entrecruzan correctamente para formar un acabado suave y fuerte.

Si has optado por esta solución, debes saber que puede que no todo esté perdido, el quitaesmalte es un producto que se evaporan fácilmente, así que simplemente abre el frasco de esmalte, deja que se evapore hasta que se seque de nuevo y recupéralo de forma correcta.

Cómo rescatar tu esmalte de uñas de manera adecuada

Para restaurar el esmalte seco añade unas gotas de diluyente para esmalte. Básicamente, lo que harás es restablecer los disolventes presentes en el esmalte original que le ayudan a la formación de la capa y a secarse correctamente. Puedes encontrar diluyente de esmalte de uñas en cualquier lugar que venda esmalte de uñas.

Cómo cuidar tu laca de uñas

¿Conoces el dicho “mejor prevenir que lamentar”? Puedes ahorrarte disgustos y dinero si conservas el esmalte de forma apropiada.

Empecemos con lo que no hay que hacer:

  • No almacenes el esmalte expuesto a la luz solar directa.
  • No lo guardes en el refrigerador.
  • No guardes el esmalte en ningún lugar que experimente temperaturas extremas.

Lo que debes hacer:

  • Conserva el esmalte bien cerrado a temperatura ambiente, fuera de la luz solar directa.
  • Mantén el cuello de la botella limpio. Si se derrama laca en las roscas del frasco, humedece un paño con removedor y limpia los restos antes de que se sequen. De no hacerlo, el producto sellará el envase y dificultará la apertura.
  • Mantén la botella abierta el menor tiempo posible. Cuanto más tiempo dejes la botella abierta, más rápido se secará.
  • Mezcla el esmalte agitando enérgicamente la botella.
  • Guarda las botellas boca arriba. Incluso si la botella está sellada, almacenarla boca abajo puede causar que los pigmentos más pesados se peguen en su cuello.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Diluyente para esmalte”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *